BENVINGUTS

Una de les principals aportacions de la civilització romana, juntament amb el seu dret i el seu idioma, el llatí, va ser l'ordenació del seu territori i de les seves ciutats, configuració que en molts casos ha arribat fins els nostres dies. Aquest bloc pretén recollir totes les aportacions, documentació i publicacions que en aquesta matèria s'han realitzat i es continuen fent i que abasten des de la creació, planificació, legislació i desenvolupament de l'urbanisme romà.

diumenge, 13 d’abril de 2014

¿POR QUÉ LOS ROMANOS NO PONÍAN CURVAS EN SUS CARRETERAS (O CASI)?




A los que viven en Madrid y son aficionados al senderismo, como un servidor, el nombre de “Camino de Schmidt” les trae gratos recuerdos de caminatas relajantes por uno de los parajes más bellos de la Sierra de Guadarrama. La ruta, que va desde el Puerto de Navacerrada hasta el Valle de la Fuenfría, transcurre entre pinos silvestres y robles y es una de las más transitadas de la zona. Pero a este aficionado de la historia a veces le pueden más las piedras antiguas que los troncos modernos, así que siempre me desvío unos pasos para visitar una ruta artificial, un monumento a la ingeniería que no es otro que una calzada romana del siglo I, parte de la carretera que unía Emérita Augusta (Mérida) con Cesaraugusta (Zaragoza), dos de las ciudades más importantes de Hispania. Cada vez que mis botas pisan las piedras que aún adornan su superficie, no puedo dejar de pensar en aquellos que la diseñaron y construyeron, y en la calidad de una obra fechada hace dos milenios. (continuar)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada